Niños y dispositivos electrónicos

Comentarios

Niñez Paternidad Problemas Sociales

En este artículo voy a enumerar algunas razones por las que los niños no deberían pasar tanto tiempo con dispositivos electrónicos, tales como teléfonos inteligentes, tablets y/o computadoras.

En un artículo anterior escribí sobre qué tanto nos ha influenciado los avances tecnológicos como sociedad. Mencionaba que un avance tecnológico siempre va a significar algo positivo para nosotros, porque si han sido creadas algunas herramientas, lo han sido con el fin de facilitar la vida del ser humano. Y surgía la interrogante si estos avances traían consigo desventajas. La respuesta en ese artículo fue la misma que puse ya, los avances siempre traen ventajas, pero las desventajas van a depender del uso que nosotros le demos.

Como adultos, probablemente, nos encontremos en una posición de dependencia con los dispositivos electrónicos, tanto que hasta puede generar ansiedad al escuchar el sonido de que tiene una nueva notificación. Usted siente que debe revisarlo, e incluso, puede llegar a desconcentrarse de lo que está haciendo en el momento por esa necesidad de revisar su teléfono que surgió a raíz del sonido que indicaba que tenía una nueva notificación. O es probable, que se haya sentido afectado por lo que terceros publican en sus redes.

En síntesis, la forma en cómo los adultos están asimilando este avance, en ciertas ocasiones, puede generar no solo dependencia, sino también ansiedad, lo que en resumidas cuentas se podría decir que no se está teniendo un buen uso o control de los dispositivos.

Ahora bien, analizando con más detenimiento. Si un adulto, aun teniendo la capacidad para regular su comportamiento sobre la tecnología tiene problemas en su uso, ahora, ¿qué tipo de problemas pueden surgir si un niño tiene acceso constantemente a teléfonos, tablets o computadoras?

1-Grooming.

Puse en primer lugar esta razón, porque considero que es la más delicada y riesgosa. El grooming se define como un tipo de engaño pederasta, en la que un adulto crea un perfil falso para acercarse a un niño y se gana su confianza, para luego pedirle fotografías de sus partes privadas, una video llamada, o en el peor de los casos, si el agresor vive en la misma región del niño, acordar un encuentro.

Este es un tipo de ciber acoso que podría prevenirse si los padres no permitieran a sus hijos pequeños tener un perfil en cualquier red social. Para usted puede resultar un poco sencillo, pero para un niño, que está en constante desarrollo, formándose una percepción del mundo, determinar qué es real y confiable puede ser muy difícil. El niño puede creer que x contacto puede ser alguien de confianza y así dejarse enredar por las manipulaciones del agresor.

Este tipo de acoso es como cualquier acoso sexual a menores, con la diferencia que inicia con un contacto indirecto (a través de una red social), que podría pasar a directo (si se llegara a mandar fotos, videos o acordar un encuentro).

Así como va avanzando la tecnología, así mismo la gente va adaptándose a los cambios y buscando nuevas formas de establecer contacto con otros, y lastimosamente entre la gente siempre hay alguien con intenciones dañinas.

2-Pueden tener acceso a contenido explícito.

En este punto, debemos prestar mucha atención. Cuando me refiero a contenido explícito, no solo están incluidos aquéllos de índole pornográfica. También el tipo de material sumamente violento, mejor conocido como «gore» y «snuff».

Estar expuesto a este tipo de material puede provocar que el niño crea que agredir o ser violento es algo normal, y podría llevar a la acción lo que ha visto, como por ejemplo: maltratar animales, agredir a compañeros, a sus hermanos, etc.

3-Puede afectar o reducir habilidades características de la niñez.

La creatividad y curiosidad son dos habilidad inherentes a la niñez, puesto que el niño es un ser humano en construcción, su manera de construirse una visión del mundo es explorándolo. En etapas tempranas, se llevan las manos y pies a la boca, y cuando comienzan a hablar, empiezan a preguntar ¿por qué llueve? ¿Por qué eso está arriba? ¿Por qué esto? ¿Por qué aquello? Y esto porque sienten mucha curiosidad del mundo que les rodea.

Y la otra forma que tienen de conocer el mundo, es siendo creativos. Un buen ejemplo de creatividad, y que me gusta mencionarlo cuando sale a relucir el tema es el juego imaginativo que se realiza sin juguetes, en el que el niño mismo improvisa con lo que tiene a la mano. Por ejemplo, les gusta imaginar que están cocinando con lodo, o tocando algún instrumento con un palo. Y probablemente usted se haya preguntado ¿por qué este niño teniendo juguetes prefiere jugar con palos y piedras? Lo hace nada más porque es su manera de explorar el mundo, buscando otras alternativas además de sus juguetes para jugar.

Estas habilidades algunas veces tienden a ser subestimadas, por ser características de los niños, pero si pensamos más en qué tan útiles son en general, nos daremos cuenta que son habilidades indispensables para resolver conflictos o desenvolvernos en cualquier ámbito en nuestra adultez.

Entonces, ¿qué pasa si un niño pasa constantemente distraído por un teléfono y/o Tablet? Es como si hubiese una caja o cono rodeando la cara del niño.

El teléfono ya trae todo elaborado, el niño solo tiene que clicar, y hasta ahí se limitarían sus esfuerzos por descubrir algo nuevo. Se abstraerá tanto en el aparato que preferirá pasar horas jugando que explorar sus alrededores, por tanto, va a resultar difícil que desarrolle dichas habilidades.

4-Así como puede reducir las habilidades antes mencionadas, también puede afectar la capacidad de socializar en el niño.

Como ya lo mencioné arriba, si el niño pasa inmiscuido en el teléfono, es como si estuviera metido en una burbuja. Se va perdiendo paulatinamente el interés por interactuar con sus pares, porque le resulta más atractivo estar jugando o revisando el teléfono.

Solo observemos nuestros alrededores, nos daremos cuenta que la gente está tan abstraída por los celulares que ni aun saliendo con amigos pueden dejar de textear, cuando se supone que una salida de amigos es para interactuar. Ahora, nuevamente lo invito a preguntarse a sí mismo, ¿qué pasaría con un niño si crea una dependencia con el teléfono? Sus habilidades sociales se van a ver afectadas, y esto puede repercutir a que se vuelva un niño tímido o cohibido.

5-Puede afectar sus procesos cognitivos.

La atención está tan centrada en un solo estímulo, que el niño puede tener dificultades luego para captar otros estímulos y, para asimismo, retenerlos más adelante (memoria corto, largo plazo).


Hasta acá quedaría con las principales razones el por qué un niño no debería pasar tanto tiempo utilizando dispositivos electrónicos. Sin embargo quiero recalcar algo, el artículo no fue escrito con el objetivo de atacar las redes sociales y los avances, sino es un llamado de atención para hagamos un mejor uso de ellas, y las regulemos adecuadas con los niños. En la actualidad hay tantas herramientas en línea que pueden ayudar tanto a los padres como a los niños, pero son los extremos los que a final de cuentas pueden generar las desventajas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *