Aspectos generales sobre la discapacidad

Comentarios

#ArtículoExtra

En honor al día internacional de la discapacidad decidí escribir un artículo sobre los aspectos generales de la discapacidad. ¿Qué significa? ¿Cuáles son los tipos de discapacidad? Y ¿qué términos debemos evitar usar cuando nos referimos a personas que tienen alguna discapacidad?

Así que, en primer lugar…

¿Qué se entiende por discapacidad?

La Organización Mundial de la Salud la define de la siguiente forma:

“Cualquier restricción o impedimento de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para el ser humano. La discapacidad se caracteriza por excesos o insuficiencias en el desempeño de una actividad rutinaria normal, los cuales pueden ser temporales o permanentes, reversibles o surgir como consecuencia directa de la deficiencia o como una respuesta del propio individuo, sobre todo la psicológica, a deficiencias físicas, sensoriales o de otro tipo”.

Puede tener tres grados de afectación: discapacidad leve, moderada y/o severa, las cuales determinarán qué tan funcional va a ser el individuo en el marco social. Si el grado es leve se necesitarán menos adecuaciones en el ambiente que rodea a la persona para que se adapte y se desenvuelva en la sociedad. Por ejemplo, una persona que tenga dificultad para mover una de sus piernas, puede que necesite de un bastón o de una muleta para desplazarse. En contraposición, una discapacidad severa no solo puede que requiera de más recursos para que el individuo se adapte a la sociedad, sino que la incorporación a la sociedad sea muy difícil. Por ejemplo, un niño que tenga una discapacidad del desarrollo severa que le imposibilite levantarse y comer por sí solo.

Ahora pasamos a la siguiente interrogante: ¿cuáles son sus tipos?

Discapacidad física.

Quizá sea la discapacidad más comúnmente conocida por la población, probablemente porque es la más visible, pues afecta directamente una de las funciones principales del cuerpo: la movilidad o motricidad. Las personas que tienen este tipo de discapacidad pueden tener problemas de coordinación y/o manipulación de objetos. Podría afectar el simple acto de caminar o acciones más cotidianas como amarrarse las cintas de los zapatos o comer, dependiendo del grado de afectación que ya se mencionó con anterioridad.

En este tipo de discapacidad se encuentran las personas que tienen dificultad o han perdido la movilidad de los miembros superiores o inferiores (brazos y piernas), han nacido sin ellas o las han perdido por causas médicas (diabetes, por ejemplo, gangrena, etc.) o a causa de un accidente. También están incluidas los problemas de movilización causadas por enfermedad neurodegenerativas tales como la que sufrió el físico Stephen Hawking y el creador de Bob Esponja Stephen Hillenburg, esclerosis lateral amiotrófica; o la espasticidad muscular (rigidez muscular) que pueden presentarse en personas que tuvieron un daño a nivel cerebral.

Pueden que se necesite de, como ya lo dije anteriormente, muletas, ganchos para alcanzar objetos, prótesis, bastón, andaderas, sillas de ruedas o un sistema de desplazamiento más complicado que involucre arneses o palancas.

Discapacidad cognitiva o intelectual*

Notará que en este punto hay un asterisco, más adelante explicaré el porqué. Este tipo de discapacidad es la que no podemos ver, y como bien lo dice el término, tiene que ver con un problema en los procesos cognitivos. Es decir, se va a presentar una afectación en su desarrollo, habrá un déficit que no concordará con lo esperado a su edad. Por ejemplo, una persona puede tener una edad cronológica de 35 años, pero su razonamiento, intelecto y comportamiento van a ser característicos de un niño de 10 años.

Pueden confundir la realidad con la fantasía, tener problemas para desenvolverse y para realizar actividades cotidianas, debido a la deficiencia en el desarrollo en general.

Algunos diagnósticos que pueden determinar una discapacidad cognitiva pueden ser: atrofia cerebral, parálisis cerebral, alzhéimer, demencia, etc.

Discapacidad sensorial y de comunicación.

Este apartado incluye cualquier disminución o pérdida total de los sentidos. Por esta razón este apartado se divide en subtipos.

  • Discapacidad visual. Como bien lo dice su nombre esta discapacidad tiene que ver con la pérdida parcial o total de la visión. Esto puede suceder ya sea congénitamente, por una enfermedad como la glaucoma o la pérdida de uno o ambos ojos a causa de un accidente.
  • Discapacidad auditiva. Es la pérdida parcial o total de la audición. Para este tipo de discapacidad pueden necesitarse de aparato si la audición es baja.
  • Discapacidad de la comunicación y comprensión del lenguaje. Los individuos tienen problemas para asimilar, comprender y emitir el mensaje dentro del proceso de la comunicación. En este tipo de discapacidad entran diagnósticos tales como: afasia, agrafia, agnosia, etc.

Discapacidad múltiple.

Como bien lo dice su nombre, abarca diversos tipos de discapacidades. Por ejemplo, cuando se refiere de parálisis cerebral, no solo hay un grado de afectación motor en la persona, sino también un problema a nivel intelectual, dado al daño cerebral sufrido.

Entonces, habiendo explicado los aspectos más básicos…

¿Qué no debemos decir cuando nos referimos a una persona con discapacidad?

Y aquí llegamos a la parte del asterisco (*) que coloqué previamente en uno de los tipos de discapacidad. Anteriormente a este tipo de discapacidad se le denominaba, incluso los expertos lo hacían y todavían lo hacen, como retraso mental. Sin embargo, se ha considerado que discapacidad intelectual se adecúa más tomando en cuenta que el término anterior podía llegar a usarse de manera despectiva.

Hay muchas expresiones que resultan despectivas y deshumanizante cuando hablamos de discapacidad. Y es que lo que decimos no solo va a afectar a las personas que tienen la discapacidad y se forme un concepto de sí mismo erróneo, sino que se estaría perpetuando un sistema estigmatización en la sociedad.

Debemos evitar decir: el enfermito, el minusválido (menos-valor), lisiado, idiota, deforme, enano (con la discapacidad de acondroplasia, popularmente conocido por enanismo), raro, fenómeno, etc.

Si bien es cierto, una persona con discapacidad necesita de más recursos para adaptarse, no la hace menos humana que otra persona que no necesita de dichos recursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *