Abuso sexual en niño: Ideas erróneas #ArtículoExtra

Comentarios

#ArtículoExtra

Cuando se trata de un tema tan delicado como este, que lastimosamente se da mucho en el país, es información lo que más debe sobrar. Información que sea asimilada y compartida con los demás, porque aunque sea difícil de creer todavía se manejan muchas ideas equivocadas en torno al tema.

Hace poco un periódico muy popular del país publicó una lamentable noticia: un niño de aproximadamente siete años había sido abusado por un albañil que estaba trabajando donde se encontraba el pequeño. En la nota se describe que en la casa estaban familiares del niño, pero que en un momento dado el agresor se llevó al niño para cometer el abuso, y no fue hasta que esos familiares notaron que caminaba raro que se dieron cuenta que el niño había sido abusado por este hombre. El agresor fue arrestado, afortunadamente.

Unas semanas antes, alguien me preguntó, siempre relacionado al tema: ¿será que porque un hombre abusó al niño, él se va a hacer del otro lado? Esa persona quería saber si el niño en un futuro iba a ser homosexual por haber sido abusado por un hombre.

Y fue después de esa pregunta y de leer esa noticia, que decidí escribir este pequeño artículo, específicamente para abordar algunos aspectos que son manejados de forma equivocada en cuanto al abuso sexual que sufren los niños, varoncitos.

En primer lugar:

El abuso sexual hacia cualquier niño es un evento realmente traumático, si el niño no recibe un tratamiento psicológico, conforme pase el tiempo trabajará su trauma a su manera. Lo que quiere decir que en un futuro pueden surgir en él conductas que le generen malestar como ansiedad, inseguridad, tristeza profunda, apatía, agresividad, etc. Y en su vida sexual adulta podría presentarse impotencia, disfunción eréctil, promiscuidad (actividad sexual en exceso) o trastornos. Pero estas conductas aparecerán por reacción al trauma no resuelto.

En resumidas cuentas: reacción al trauma ≠ ser homosexual.

Además de esta idea, enumeraré a continuación otras ideas similares que todavía rondan entre la población:

-Se considera que el hombre que agrede sexualmente a un niño es porque en el fondo es homosexual.

El abuso sexual de parte de un hombre hacia un niño NO está ligado a una orientación sexual. Absolutamente NO. No lo hace porque sea homosexual, lo hace porque es un pederasta.

¿Cómo se define a un pederasta?

Es alguien que siente una atracción sexual hacia niños y para saciar sus deseos prosigue a buscar una víctima potencial; la evalúa, la acecha y finalmente comete el acto de abuso. Si el abuso continúa con el mismo niño procede a amenazar o manipular al niño para prolongar el abuso.

Probablemente ha escuchado otra palabra similar, que es pedofilia. Ahora quiero que preste mucha atención porque se tienden a confundir estos dos términos.

La pedofilia alude únicamente a la atracción erótica o sexual de un adulto hacia un niño. Un pedófilo gusta de los niños, consume pornografía infantil, pero aún no ha cometido un abuso. El deseo y atracción queda en su mente como fantasías, pero sin materializarse.

Pero OJO, la distancia para que un pedófilo pase a ser pederasta es muy cortita.

La homosexualidad es la atracción romántica y sexual entre miembros del mismo sexo. Simple y sencillamente, un hombre que prefiere tener una relación amorosa o sexual con hombres o mujeres que prefieren entablar una relación amorosa o sexual con otra mujer.

Es una generalización muy fuera de contexto el decir que alguien por ser homosexual es un potencial abusador infantil. Es alguien como usted o como yo que solo tiene la preferencia romántica hacia gente de su mismo sexo, así de sencillo.

Un pedófilo SÍ es un potencial agresor infantil. Y por lo general es alguien que es muy cercano al niño o a la familia del niño; alguien que tiene una fachada normal (profesional excelente, un líder religioso, un padre de familia). Incluso puede ser alguien de la familia del niño.

-Las niñas son más vulnerables a ser abusadas sexualmente por un hombre que los niños.

A veces el agresor tiene preferencias específicamente hacia niñas, pero el placer de este tipo de agresor radica en someter, en mantener una relación sexual con niños pequeños, y en muchas ocasiones no depende del género del menor. El abuso sexual hacia niños es más común de lo que se cree.

Así que, sí. Un niño al igual que una niña, también puede ser vulnerable a ser abusado.

-El niño debe superar el abuso porque es hombrecito, y los hombrecitos no pueden ser débiles.

Para cualquier pequeño, independientemente de su sexo, un abuso sexual es un gran golpe a su estabilidad psico-emocional. Recordemos que es una persona en proceso de construcción. Piense cómo se desarrollarán sus emociones, pensamientos y conductas después de sufrir algo tan doloroso.

Un niño como una niña necesitará de mucho apoyo tras sufrir un abuso de esta índole.

-Una mujer no puede agredir sexualmente a un niño.

En este punto también quiero que preste mucha atención. También puede haber pedófilas y pederastas. La pedofilia y pederastia no se presenta únicamente en hombres, también hay mujeres agresoras. Y el abuso es igual de dañino. Lo menciono porque he leído en muchos comentarios cuando un periódico publica una noticia de esta naturaleza que eso no era abuso sino que la mujer «estaba terminándolo de criar».

Que una mujer cometa el abuso sexual no hace que el trauma pierda la intensidad. El desarrollo y la estabilidad emocional del niño se verán naturalmente afectados.

Todavía hay población que hace objeto de burlas este tipo de sucesos. Les parece cómico o hacen chistes de ello diciendo: «ojalá yo hubiera tenido la misma oportunidad», « ¿de qué se queja que acaso era maricón?»

Es una lástima que todavía haya pensamientos así, pero los hay, y por eso me tomé el tiempo de escribir este artículo. Porque debemos educarnos y educar sobre este tema para prevenir y proteger a nuestros niños de que sufran un abuso sexual infantil.

 

Así que, si le pareció útil la información escrita en el artículo, lo invito a que lo comparta con amigos, familiares que tienen un niño pequeño en casa. Y si cree que la información no fue suficiente, sé que hay mucho de lo que se puede escribir sobre este tema y que probablemente no puse, lo invito a que lea más o investigue en Google. Es indispensable que nos eduquemos más con respecto al tema y dejemos algunas creencias que entorpecen al momento de prevenir y actuar en un caso de abuso sexual infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *